PORTADA CONSEJOS PLOF

 

 

1) ACEPTA COMO TE SIENTES.
Acepta las sensaciones que llegan y obsérvalas como si no fueran contigo. Como si te las contaran.
Estudialas.  Muchas veces mirar con algo de distancia nos ayuda a encontrar una solución, a observarlas con otra perspectiva e incluso a quitarles algo de importancia.
Relájate y piensa:  “Hoy las cosas no están saliendo bien, pero ya mejorará… ¡Nada me va a tumbar!”

2) CAMBIA DE POSTURA FÍSICA E INTELECTUAL.
Sonríe aunque no tengas ganas y aunque te parezca una tontería:  estimula el buen ánimo.

Contagia desde el exterior tu interior (incluso arreglarse un poquito más de lo normal, echa un cable al yo interior para que salga y anime al yo exterior)
Siéntate bien, endereza la espalda y levanta la cabeza.
Modificar la posición también influye mentalmente.

 

3) DESCANSA, ECHA UNA SIESTA.
A veces estar cansado nos hace ver todo gris… después de dormir un poco todo se ve de otro modo.

4) DATE UN CAPRICHO.
Una revista,
Una chocolatina
Un café con un libro al sol…
¿Qué te hace sentir mejor? Pregúntatelo y… ¡al lío!

5) SE AGRADABLE CON LOS DEMÁS.
Se cariñoso. Habla de manera agradable a los demás y di “te quiero” de vez en cuando.
Se crea una energía contagiosa y buenrrollera que te hace sentir mejor.

6) CAMINA, PASEA Y SI PUEDE SER DÉJATE LLEVAR CONTEMPLANDO LA NATURALEZA.
Si no puedes salir al campo, acude a un parque, pasea un poco (a solas o acompañado). La naturaleza es una fuente de energía sana que te recargará las pilas.

7) CAMBIA DE FRECUENCIA.
Si nos llega un pensamiento negativo cambiarlo por uno positivo.
Al principio cuesta, pero al final te saldrá solo.

8) REALIZA UNA ACTIVIDAD QUE TE LLENE.
Busca un hobby. Algo que te guste o se te de particularmente bien.
Todos somos especiales en algo y potenciarlo nos ayuda a sentirnos importantes y por lo tanto “mejor”.

9) QUEDA CON GENTE DIVERTIDA QUE MOLE.  Y A SER POSIBLE, QUE MOLE MUCHO.
A veces quedarse a solas dándole vueltas no nos conduce a nada.
Coge la chaqueta y marca en el móvil el número de alguien que esté dispuesto a tomarse una cañita o unas tapas y despistar a ese día gris que se te ha pegado a la espalda.

10) MÍMATE!!!
Un baño relajante, un masaje, estiramientos… ¡O preparar o pedir en un restaurante nuestra comida favorita!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enjoy this blog? Please spread the word :)