Cuéntame tu historia!

5 comments

  1. Bárbara P. says:

    Hola Marian,
    Acabo de ver tu testimonio en la tele y me has emocionado profundamente. Tu historia es mi historia pero con otra enfermedad…
    Hace 3 años me diagnosticaron un cáncer de pecho avanzado con 36 años. Unos meses más tarde, hubiese sido tarde. Perder a nuestro bebé al los tres meses de embarazo truncó nuestro deseo de ser padres pero permitió detectar la enfermedad…. siempre digo que mi bebe me salvo
    la vida.
    Ahora, y tras un periplo importante y duro de vivencias emocionales y físicas, mi enfermedad y medicación son incompatibles con ser padres. Me ha costado Dios y ayuda asumir esto. Y es gracias a un maravilloso marido, una increíble familia, preciosos sobrinos y verdaderos amigos que la vida toma otro significado.
    Me ha encantado ver tu derroche de positividad y fortaleza. Ojalá hubiese oído tu entrevista hace años… cuando no tenia consuelo a la imposibilidad de ser madre por una enfermedad que yo no había elegido. Aunque ahora pienso como tu, aun a veces se me encoge el estomago y se me parte el corazón cuando tengo un bebé ante mi o alguien de mi entorno ha sido bendecido con el gran milagro de la vida.
    En fin, nos queda repartir todo el amor que llevamos dentro con los que más queremos y ser ejemplo para muchas mujeres que como nosotras.
    Un abrazo enorme y encantada de haberte visto!

  2. marian says:

    Hola preciosa… me ha emocionado mucho tu mensaje… de verdad que esto es tan duro… y claro, no estás exenta de que te pasen, además, más cosas.
    Por eso, te aseguro que es verdad eso que dices, agarrarte bien fuerte a las cosas chulas que ya tenemos.
    Tu también eres un ejemplo, tenlo bien claro.
    Un besazo super super super super grande y gracias de corazón por compartir tu historia conmigo.
    Marian
    (encantada de haberte leído)

  3. luisa says:

    Hola,
    Acabo de caer por casualidad con tu blog. Como todas vosotras estoy en el camino ¨duro¨de intentar tener hijos. Creo que esta vez con más calma y relax(la próxima semana vamos a por otro intento), me tranquiliza pero no me alegra ver que hay gente que tiene las mismas dificultades que yo.
    Un saludo y gracias

  4. Marian Cisterna says:

    Mayo 2015, Ivonne – Sin ti mi historia seguro sería diferente. Tu libro me dio fuerza y cuando lo terminé y hable contigo por teléfono ya fue lo más! Te agradezco esa forma de ser que tienes tan especial conmigo y con todos. Eres un ejemplo a seguir y te lo mereces todo! Te quiero!

    Abril 2015 – B.J. Hola Marian. Solo quiero decirte gracias y enviarte mucho animo porque personas como tú, no hay muchas. Tienes tesón, humor, bondad y una inteligencia emocional que ojala la tuviéramos todos. Tus esfuerzos te costará a veces.

    Yo tuve suerte y me quedé embarazada. Una amiga sufrió mucho y a través de ella ,te conocí. Ha sido una de las cosas que más feliz me han hecho. Me compré tu libro que lo tengo como oro en paño, porque lo que dices es de un tema concreto, pero en el fondo, es una actitud ante la vida y de cualquier problema que surja.

    Te admiro y más desde que viví con mi amiga el proceso. Me hizo reflexionar y desearos a todas las que estáis en ello, toda la suerte del mundo porque os la merecéis, sois unas valientes y más fuertes que ninguna. Y si no sale…que la vida os de otras cosas maravillosas . No podemos vivir para sufrir eternamente.

    Tus ideas, tu forma de contarlas me hacen siempre llorar…pero de bonito,de dar gracias por lo que tengo , por las verdades que dices y porque la vida no es fácil, y personas como tú hacen que los demás seamos un poquito mejores y más felices con tus pensamientos.

    Gracias mil gracias …mil millones de gracias. Tú también habrá días q necesites fuerza , pues piensa en toda la gente anónima que sin conocerte, te valoramos por lo que eres y nos transmites . Allá donde estés, te seguiré….y haznos un favor ,escribe otro libro… . Te necesitamos.

    Sin conocerte..mil besos

    Marzo 2015 – Sonia (Cadiz). – “¡Hola Marian! Te escribo para contarte que la semana pasada compré tu libro porque había oído hablar de él en foros y en Twitter. Me ha encantado… tanto que lo leí en dos días. No podía dejarlo. He reído y llorado, porque es como si me hubieras leído el pensamiento en cada una de las cosas que me han pasado. Ojalá lo lea mucha gente para que pueda ponerse en nuestro lugar y comprendernos un poco mejor. Ya se lo he dejado a otra amiga y voy a pedir otro para regalárselo a una chica que conocí en un foro y que se que le vendrá de maravilla. Muchas gracias Marian, me ha ayudado a hacerme un turbante y a sonreír pese a las circunstancias”

    Marzo 2015 – L. – “Después de mucho tiempo, dentro de unas semanas empezamos con mi primera IA. Muchas gracias Marian por todo. Eres una inspiracion para mi. Auque no soy practicante si soy creyente , se que tu eres muy fan de la virgen del pilar , la mia es santa rita y le rezo mucho por ti … La verdad la tengo frita por tanta salud y felicidad que le pido pero tu te la mereces sin duda… Ya te contarr si consigo algo. Un beso muy fuerte!!!!”

    Febrero 2015 – Tere – “Hola Marian, quería compartir contigo que después de seis insminaciones fallidas, en breve empezamos una ICSI. Quiero agradecerte que desde que te sigo diariamente en Facebook con todas esas citas alentadoras y llenas de esperanza que nos haces llegar, mi camino ha sido más fácil. Quiero darte las gracias por responder siempre a mis largos emails. Ojalá algún día te premie la vida por todo lo que estás haciendo por nosotras.”

    Enero 2015 – Artemish – “Un libro cargado de sentimientos y emociones a flor de piel. He reido, he llorado y he vivido esa lucha con Cali, ha habido momentos en los que me senti como ella. Soy una luchadora q encontre mi camino despues de largos tratamientos mi recompensa ha llegado y ahora espero a mis dos estrellas para julio!! Gracias por ayudarnos a todas las que estamos en la lucha de ser madres y a las que lo hemos conseguido!! Con mucha paciencia y amor se puede cumplir nuestros sueños!! Mil besos”

    Enero 2015 – C.P. “Ahora terminé el libro. Me lo recomendó una amiga, que tiene problemas igual que yo a la hora de poder ser madre. Lo cierto es que lloré, reí y me emocioné. intenté un tratamiento y me quedé embarazada a la primera, pero a los cinco meses, me dijeron que mi niña tenia espina bifida. Pasé por un parto y un legrado. Tras esperar unos meses, lo intenté pero no me quedé embarazada, ahora lo intentaré de nuevo y espero que todo sea positivo por que después de todo, nos lo merecemos. Muchas gracias por el libro. Me sentí muy identificada.Mil besos para todas.”

    Noviembre 2014 – A.L. (Recibí esta Historia Turbantil de una chica majísima que además de contar su historia nos concede el capricho de regalarnos su experiencia como si fuera un relato… ¡Gracias A.L.!)

    “Bib bib!! Exclama mi móvil con la llegada de un whatsapp de grupo. “Nos han dicho que todo va bien y que prácticamente seguro que es una niña”. Seguido envían una ecografía preciosa. No se distinguen detalles, pero puedo asegurar que es preciosa. Paula y Marcos, amigos de la pandilla, se casaron hace 7 meses y ya tienen a su retoño en camino. Veo los mensajes y me echo a llorar…

    Mi marido y yo llevamos dos años y medio poniendo señales luminosas en la fachada para que alguna cigüeña las vea y se decida a aterrizar. Un largo, larguísimo tiempo de esperas, ansiedad, pruebas, tres inseminaciones artificiales fallidas en la privada…

    Un día, después de las tres IA, me quedé embaraza, sin tratamientos. Hacía tiempo que sólo estábamos pendientes de que pasaran los meses y así avanzar en la interminable lista de espera de la seguridad social para nuestra primera FIV. Pero el test de embarazado por fin dio positivo y con él llegó una de nuestras mayores alegrías. Todo iba bien, me sentía fenomenal, mi tripita crecía. En la semana 9 la ilusión nos pudo y fuimos a hacernos una ecografía para conocer a nuestro pequeño milagro. Nada más verlo la ginecóloga nos dijo que lo sentía muchísimo, que era un aborto claro y que tenía que ir a que me hicieran un legrado.

    No puedo describir la inmensidad de la tristeza de ese momento. Me faltaba el aire y sólo quería pensar que no era verdad. La vida no nos podía estar haciendo esto. No después de tanto sufrimiento. No después de tanta ilusión. La imagen de esa eco, que veía en una pantalla enorme delante de mí, no he podido borrarla de mi pensamiento.

    Lloro y no quiero hacerlo… Paula es amiga mía y me alegro de corazón que todo les vaya bien. Pero en mi cabeza las preguntas se repiten, ¿por qué yo no puedo? ¿por qué lo perdí? ¿podré ser madre algún día? lloro de pena, lloro por el vacío interior que siento, lloro de envidia, me siento culpable por sentir envidia y entonces lloro con más ganas…

    Mientras, los whatsapps de felicitación no paran de sonar: “Qué bien!!, una niña!! “Ya te pasaré los vestiditos de Marta!!” “Esto hay que celebrarlo!!”. Entre lágrimas sólo atino a escribir: Enhorabuena.”

    Octubre 2014

    “Hola guapísima
    Como veo que siempre escribes noticias de chicas que te cuentan sus novedades, ahí va la mía:
    Después de una larga andadura por la seguridad social, clínicas privadas, etc,etc, para intentar congelar mis óvulos y después de que en todos me hayan dado el no por respuesta, por fin un fantástico doctor me ha dicho que sí. Ya llevamos un tiempo haciendo pruebas (en mi caso es difícil saber como andan mis hormonas) y a espera de la última analítica, si todo va bien, antes de navidad, tendré mis óvulos congelados.
    Si son para mi, mejor que mejor, y si no para ayudar a quien haga falta.
    Así que estamos contentísimos y quería contártelo.
    Un beso enorme”

    Septiembre 2014

    “Hola Marian! Con lágrimas en los ojos te cuento que te descubrí hace muy poquito y te agradezco por hacerme compañía en este largo camino de la infertilidad. Todos los días me lleno el alma de tus frases bonitas y todos los mensajes positivos que encuentre. Tengo un compañero maravilloso con el cual luchamos codo a codo para cumplir nuestro sueño de ser padres. El mes pasado creí vivir el momento más feliz de mi vida después de mi primer transferencia mi beta dio positiva. Sentí como mi cuerpo cambiaba mis emociones a flor de piel, esa sensación tan deseada por tanto tiempo había llegado, pero sin explicación se detuvo. Y gracias a vos y a todo lo que encuentro en el ciberespacio, palabras de aliento, experiencias que me tocaron el corazón y me dieron fuerzas para levantarme y seguir! Insistir, persistir y resistir! Soy de Argentina tengo 33 años y espero poder conseguir tu libro de alguna manera!!! Estoy por comenzar nuevamente el tratamiento con mis dos friopeques !!! Siento que está vez será!!! Gracias por todo lo que haces, te admiro desde el corazón y fuerzas!!!!!”

    Septiembre 2014

    “Hola Marian,
    Acabo de ver tu testimonio en la tele y me has emocionado profundamente. Tu historia es mi historia pero con otra enfermedad…
    Hace 3 años me diagnosticaron un cáncer de pecho avanzado con 36 años. Unos meses más tarde, hubiese sido tarde. Perder a nuestro bebé al los tres meses de embarazo truncó nuestro deseo de ser padres pero permitió detectar la enfermedad…. siempre digo que mi bebe me salvo
    la vida.
    Ahora, y tras un periplo importante y duro de vivencias emocionales y físicas, mi enfermedad y medicación son incompatibles con ser padres. Me ha costado Dios y ayuda asumir esto. Y es gracias a un maravilloso marido, una increíble familia, preciosos sobrinos y verdaderos amigos que la vida toma otro significado.
    Me ha encantado ver tu derroche de positividad y fortaleza. Ojalá hubiese oído tu entrevista hace años… cuando no tenia consuelo a la imposibilidad de ser madre por una enfermedad que yo no había elegido. Aunque ahora pienso como tu, aun a veces se me encoge el estomago y se me parte el corazón cuando tengo un bebé ante mi o alguien de mi entorno ha sido bendecido con el gran milagro de la vida.
    En fin, nos queda repartir todo el amor que llevamos dentro con los que más queremos y ser ejemplo para muchas mujeres que como nosotras.
    Un abrazo enorme y encantada de haberte visto!”

    Septiembre 2014 – July

    “Hola Marian te vi en el programa de TVE soy de Perú y te cuento q hace un mes me hicieron la transferencia y bueno te dire q trsitemente fue de resultado negativo esa noticia me ha causado mucho dolor sientes como si todas las puertas se cerraran ya q sabes q de manera natural no puedes concebir y la verdad q las frases de los familiares y amistades no te llenan ya q sabes q ellos nunca han pasado por una situación como la tuya solo queria dormir para no sentir esa tristeza y el ver la cara de mi esposo triste como yo me partia el alma saber q no puedo hacerlo padre por mis problemillas. ahora estamos tratando de salir de este duelo realizando otras actividades y me gustaria mucho leer tu libro necesito pensar en otras cosas quiero q mi mente este ocupada para olvidarme un poco de todo esto. gracias por este blog

    Me encanto tu historia mas o menos describes todo lo q una pareja pasa por someterese a u tratamiento buscando su sueño, bueno ahora con mi esposo estamos tratando de salir de nuestro duelo y tratando de enfocarnos en muchas actividades especialmente en el trabajo por q queremos seguir intentandolo por ese lado mi esposo es una gran persona q me apoya y es la fuerza q necesito para continuar con la vida, espero q este blog les sirva a muchas otras personas q pasan lo mismo q nosotros.”

    Septiembre 2014 – L.P.

    “Fantástico libro de una persona increíble, os lo recomiendo tanto si estáis pasando por un proceso de reproducción como si no.
    He llorado a moco tendido y reído a carcajadas.
    Mi favorito “el elfo gruñón” por haber tenido la misma experiencia con ella.
    Y “las otras” parece como si me hubiera leído la mente, me lo he leído en dos sentadas.
    GRACIAS MARIAN por haberlo escrito “

    Septiembre 2014 – Mcgm

    “Marian,

    me ha encantado el libro, un humor magnifico a la vez que frases y descripcion de situaciones que han desgarrado mi alma…….

    Solo se me ocurre darte las gracias.
    Un beso”

    Agosto 2014

    “Hola Marian te conté mi historia de infertilidad hace un tiempo, incluso la publicaste en tu blog. Soy argentina, una nena de 6 años nacida por in vitro, con problemas de ovulación y con sólo una trompa operada y problemas de salud secundarios que no me permitían quedar embarazada a lo que sumamos este año en abril un diagnóstico de menopausia precoz. En lista de espera para adoptar en Rusia hace un año y 8 meses sin novedades, a pulmón porque en argentina no existe como en España convenio internacional de adopción. Te hice un pequeño resumen sólo para contarte que estoy embarazada de 14 semanas!!!! No lo podemos creer! No lo buscamos, no hicimos tratamiento simplemente llego! Con muchísimos cuidados, hematológicos, endocrinológicos y neurológicos, pero acá estamos… El embarazo y el bebe están perfectos!

    Y seguimos con buenas noticias, ayer le acercamos al obstetra los últimos estudios y me preguntó si tenia ganas de ir a parto natural en caso de que todo se desarrollara normalmente, la verdad que con heparina no pensé que podía hacer algo así, rompí en llanto, no podía creer lo que escuchaba, no solo tengo una panza que ya no esperaba sino que quizá pueda pujar y vivir un parto como cualquier otro, guauuu muchas buenas noticias!!!!

    Se que estas historias te dan esperanza y te ponen contenta por eso te escribo. Un abrazo enorme y gracias por todo lo que haces por los demás!”

    Junio 2014

    Despertarme con un mensaje así… es de lo mejorcito mejorcito.

    “Hola Marian,soy * sólo quería decirte que tras muchos tratamientos y un embarazo mas que latoso por fin ha nacido mi bebé, hasta en el parto el ginecólogo nos dijo que habíamos tenido suerte porque la placenta estuvo a punto de romperse, con que ha sido luchador hasta el final. Luego me lo dejaron ingresado pero justo en mi cumpleaños nos lo trajimos a casa, que mejor regalo verdad? Quería agradecerte todo lo que haces por las parejas en nuestra situación, y por ser como eres de carácter, la vida te tiene que corresponder por eso, porque sólo mereces que te pasen cosas buenas. Un besazo muy fuerte y gracias otra vez, aquel día que me encontré contigo me dio muchas fuerzas”

    Me habéis preguntado muchas veces si de la gente que voy conociendo son más lo que lo consiguen… y os digo que así es.
    No perdáis la esperanza y levantaros sin miedo cada vez que caéis.
    Lo digo siempre, pero todo lo que está en vuestras manos lo estáis haciendo, así que la dirección de vuestra ruta es la correcta.
    Ahora sólo queda respirar y llenarse de esperanza de la buena.
    #justbreathe

    Gracias por compartir estas cosas conmigo, es increíblemente bonito

    Febrero 2014
    Mensajín de una de las chicas que asistieron a un Taller Kit de Supervivencia:”Hola Marian!Soy una de las chicas que asistió a un “Taller de supervivencia”.Preparando “mi maleta” de la próxima visita al hospital para entrada a quirófano, me preguntaba: ¿Qué me falta?….Llevo las analíticas, el electro, el camisón, ¿Qué me dejo?….Y he encontrado algo muy especial que me acompañará ese día, que secará mis lágrimas pero, sobre todo, me hará sentir, por primera vez en este laaaaargo camino, que no sólo me pasa mí, que hay muchas chicas que me entienden y viven o han vivido situaciones similares…Gracias. Un besico.”

    Después de leer esto… una se siente como pisando nubes.
    Gracias por estos mensajes tan cariñosos que me animan a seguir.
    Esto es especial a tope. (o como dice mi sobrina Lucía… “a de tope”)

    Febrero 2014

    Abrir el e-mail y encontrar tres mensajes Type Molón-Molón:

    Mensaje 1.
    “Te descubrí gracias a un familiar que ya no sabía como ayudarme.
    Me leí tu libro de una sentada, riendo, llorando… por sentirme tan identificada con todo lo que estabas contando.
    Me ayudaste a ser un poco más positiva, a seguir intentándolo y a no rendirme nunca.
    Después de más de un año, mucho sufrimiento, días de esos que dices tu que hay que permitirse de vez en cuando (yo he tenido muchos) y muchos tratamientos, hoy puedo decir que lo hemos conseguido!
    Sólo darte las gracias por ser tan sincera, por hacer que no nos sintamos auténticas locas, ya que hay mucha gente que no entiende todo el cúmulo de sentimientos a los que estamos sometidas, y desearte toda la suerte del mundo ya que te la mereces.

    Gracias y no cambies.”

    Mensaje Molón Número 2.
    “Me ha encantado tu libro..me siento superidentificada con muchas de las cosas q has pasado..y como me he reído..Pero para cuando una segunda parte? Besos!”

    Mensaje Molón Número 3.
    (con *** datos personales)
    “Hoy te descubri, despues de muchos años de infertilidad primero con mi gordita ****** que llego mas tarde de lo que la esperabamos con FIV, con un embarazo muy complicado llego a nuestras vidas a llenarnos de amor y alegria, el 6 de marzo cumple 6 años.
    Nuevamente y luego de muchos intentos de tratamientos perdi un embarazo “natural” que me habian prohibido tener despues de un diagnostico por *****, y ese fue el final de la búsqueda de un hijo biologico, ya no me permitian seguir con tratamientos porque pondria en riesgo mi vida.
    Una vez hecho mi duelo y aceptar un monton de otras cosas y nuevos diagnosticos, decidi adoptar (es una historia aparte) descubri un amor que no conocia y estoy muy feliz por haber llegado a este momento, aun sin conocer todavia al nuevo hijo que espero.
    En ******** es muy dificil porque es un negocio, las esperas son larguisimas, asi que a pesar de tener todo en contra, contacté (aca no tenemos a nadie que nos ayude desde el gobierno porque no existen convenios de adopcion internacional) entonces viaje sola con un poder de mi marido y mi carpeta de adopcion, y ahora estoy con un embarazo ya de casi un año y esperando….
    Pero hay algo importante en toda esta historia triste, que fue triste, que llore con cada diagnostico, con cada ida al quirofano, con cada perdida, con cada mala noticia, pero era lo que duraba, una caja de pañuelos, despues solo me veia embarazada, no sabia ni cuando, ni como, pero yo sabia que iba a llegar, entonces buscaba cosas para distraerme, pensaba en todas las cosas que no iba a poder hacer cuando llegara el hijo tan esperado, entonces escuchaba de que se quejaban mis amigas que los tenian y hacia todo eso (me quedaba un domingo entero mirando peliculas, dormia siestas larguisimas, pintaba la casa, salia a cenar a lugares que no podia ir con chicos, hacia decoupage y cualquier cosa que me ofreciera un taller de arte, etc)
    Te cuento esto porque hoy por primera vez encontre en vos a una persona que pudo poner en palabras todo lo que vivi y trate de transmitir a cada una de las personas que de alguna u otra manera llegaron a mi de forma espontanea, conocidos de conocidos para que les de una mano con su dolor.
    Despues de muchos años de haber abandonado mi profesion decidi hace un año y medio retomarla y especializarme en reproduccion, tengo la posibilidad de comprar los libros que me interesan a traves de una amiga que viaja a España seguido, acabo de hacer un click y comprar el tuyo, estoy ansiosa porque llegue a mis manos. estoy segurisima que les va a servir a mis pacientes, tu novela, tu pagina, tu facebook, yo no puedo expresarlo tan bien como vos, asi que gracias por mi y por ellos.
    Cariños”

    R.F.- Octubre 2013 –

    “Hola Marian. Soy R. y tengo 38 años. Me he leído tu libro de una sentada. Te seguía en Facebook y siempre decía “Me lo tengo que comprar, me lo tengo que comprar” hasta que un día mi compañera M. de trabajo me lo regaló!!

    Quería agradecerte lo mucho que me ha ayudado y lo identificada que me he sentido en muchas ocasiones. Es triste todo esto que nos está pasando, pero creo que podré afrontarlo con más optimismo tras leerlo.

    Espero poder decirte pronto, tal y como dices que estoy embarazada y venir con esa noticia a escribirte otro email.

    Gracias por este libro, por dedicar parte de tu tiempo a darnos esa visión positiva de este asunto y a darnos el empujón necesario para hacernos ese turbante”

    Leonor – Octubre 2013 –

    “Felicidades Marian por este libro. Soy una de tus “compañeras de batalla” y descubrí tu libro por casualidad. Me gustó mucho la portada y cuando lo giré y leí la contraportada parecía estar escrito para mi. Me lo llevé a casa y aunque he llorado en algunos pasajes porque todo me era muy familiar, también he reído mucho. Ahora leyendo los comentarios de otras lectoras en Historias Turbantiles, veo que coincido en que yo también quiero ser una nuera queen, jajaja.

    Nosotros llevamos cinco años en esto y cada vez me cuesta más hablar del tema porque es como si llevara esta pena muy dentro. Tu libro me ha ayudado a desear afrontarlo de otra manera y me siento con fuerzas para intentarlo. En nuestro caso parece ser que la cosa se complica cada vez más y cuando no es una cosa es otra. Me quedé embarazada la penúltima vez y lo perdí y me dije que aquí se acababa todo y que no lo intentaba más, pero ya sabes como es esto… que siempre crees que va a ser a la siguiente. Así que lo hice una vez más… y nada.

    Ahora tenemos cita para dentro de cuatro meses, a ver si hay suerte.

    Volveré a coger tu libro, lo leeré de nuevo, me dentendré en los capítulos que más me gustan (el de Honey Girl, el de Anestesia emocional y en el de Paula) y te tendré de algún modo cerca para que me des esa energía tuya que tanto me ha ayudado.

    Muchas gracias. Necesitaba leer algo así, pero no lo sabía hasta que te he descubierto. Gracias Marian.”

    Maritza – Julio 2013 –

    “Querida Marian, he visitado tu página web y me he decidido a escribirte. Mi amiga L. me regaló tu libro y aunque no me apetecía mucho leer cosas que me recordaran lo que estoy pasando, al leer la contraportada pensé “Este es distinto” y leí el primer capítulo. Te contaré que estaba en casa y tenía que bajar a la peluquería y que me llevé el libro y me leí todo lo que pude mientras me peinaban. Subí a casa y no podía dejar de leer… ¡Era mi propia historia! (bueno, exceptuando los pasajes personales de Cali, jajaja). Por la noche volví a cogerlo y me quedaba poco para terminarlo y dije “me lo dejo para mañana”, así que apagué la luz y al rato volví a encenderla me fui al salón y terminé, ¡¡¡A las tres de la mañana!!!. He reído a carcajada limpia, he llorado un montón, a veces porque me sentía muy identificada y otras porque era tan bonito lo que leía que se me encogía el corazón. Al día siguiente imagina la cara que llevaba al trabajo… jajaja.

    Quería darte las gracias por este libro, por contar como nos sentimos para que nos entienda el resto de personas que nos rodean, por esa visión tan positiva de las cosas y por el modo en el que he podido ver ahora esta experiencia. Por cierto… ¡QUIERO SER UNA NUERA QUEEN! ¿Dónde hay que apuntarse? Buenísimo ese capítulo.

    Un beso, gracias”

    ***

    L.A. – Julio 2013 –

    “Buenos días Marian, te escuché en la radio y enseguida me puse a buscar tu libro. Lo compré en El Corte Inglés y me dijeron que ese fin de semana firmabas libros en Zaragoza. No se si te acordarás de mi, pero estuvimos hablando un rato y me dedicaste el libro. Como te conté, ya me lo había leído cuando fui a verte ¡pero es que me lo he leído otra vez! Como hemos empezado nuevo tratamiento, ahora una ICSI, me apetecía releer algún capítulo y la verdad es que me ayuda a llevarlo de otra manera. Hay veces, de verdad, que tiraría la toalla, que mandaría todo a… pero luego pienso que si consigo tomármelo de una manera positiva, tal y como cuentas, podré llevarlo mejor. Y así es. Quiero disfrutar de esto también, ya que como me dijiste en la firma de ejemplares, todo esto también es parte del proceso y del camino que es posible me conduzca hasta mi bebé y que aunque no sabemos con seguridad cual va a ser el final, he de ser feliz aunque sea con la posibilidad de intentarlo.

    Te agradezco muchísimo el tiempo que me dedicaste, el libro, la dedicatoria. De verdad, me ha ayudado muchísimo. Un beso.”

    ***

    Rosa. 39 años. – Julio 2013 –

    “Hola Marian.

    Te escribo porque acabo de terminar tu novela. Me ha ayudado mucho ya que yo también estoy pasando por lo mismo. He reído mucho, aunque también con algún capítulo he llorado como una niña. Lo leía en el autobús de camino al trabajo y a veces tenía que hacer esfuerzos por no llorar y que me vieran los otros pasajeros. Nosotros lo hemos pasado muy mal, a veces, decidimos no comentarlo con nadie pero luego cuando nos hicimos la tercera FIV yo se lo conté a mi familia y mi marido a la suya. Por lo menos dejaron de preguntarnos cuando nos animábamos a tener niños. En Septiembre lo volvemos a intentar. Te agradezco mucho que hayas escrito este libro, primero lo leí yo, luego mi marido y ahora se lo está leyendo una amiga mía que también está en las mismas. Muchas gracias, te mandamos un abrazo y esperamos que tu también tengas suerte.”

    ***

    Lorena y Fran. 40-45 años. – Agosto 2013 –

    “Hola Marian. Soy Lorena de Cádiz. Ya recibí tu libro, se lo pedí a una amiga y como estaba en la presentación que hiciste en Zaragoza fue a que me lo firmaras y me lo envió hace unos días. Me lo he leído en menos de dos días ¡No podía dejar de leer! Gracias por la dedicatoria. Estoy segura que tu experiencia está ayudando a muchas personas que estamos pasando por este difícil camino”.

    ***

    S.T. República Dominicana. – Agosto 2013 –

    “¡Buenos días! Estoy emocionadísima porque recibí ayer tu libro y ya voy por la mitad. No te puedes ni imaginar lo que me estoy riendo y lo que he llorado… estoy segura que este libro va a ayudar a muchas mujeres que están pasando por lo mismo que nosotras. Es un largo camino y muy difícil de llevar. Me he reído mucho con lo de la ensalada de tomate y con la estimulación ovárica. Mi marido me preguntaba de que me reía y ya le he dicho que cuando termine se lo dejo.

    Muchas gracias por tu atención y por al dedicatoria del libro.

    Saludos desde República Dominicana”
    Edit
    4 comments

    P.M. says: 18 febrero, 2015 at 2:49 Edit

    Marian,
    me he leído tu libro en una tarde. Es fantástico, realmente a despertado a mi honeygirl y además estoy deseando poner en practica el manual para convertirme en nuera queen!
    En este último año he pasado por dos abortos y dos ectópicos. Estoy muy cansada y aunque necesito un descanso para recuperarme dentro de un tiempo volveré con energías renovadas. No voy a tirar la toalla y gracias a tu libro me lo tomaré además con un punto de vista más positivo e intentando sobretodo no dejar la vida pasar de largo, sino disfrutar de ella mientras recorro este duro camino. Muchísimas gracias
    Marian Cisterna says: 18 febrero, 2015 at 7:19 Edit

    :-))))
    Gracias a ti querida Honey Girl!

    Si bien no debemos restar ni un poquito de la importancia y del dolor que conlleva esta aventura cuando se dilata en el tiempo y nos hace vivir episodios como las pérdidas… tampoco debemos relegar a un segundo plano el resto de cosas que somos. Tendemos de manera inevitable a olvidarnos de mimarnos, de concedernos deseos, de disfrutar de lo que antes disfrutábamos… principalmente pq todo pierde brillo cuando lo comparamos con el anhelo de ser madres.

    Por eso está claro que necesitamos recordar esto alguna vez: lo mucho que valemos, la valentía y coraje que invertimos en este proyecto y sobretodo que debemos nutrirnos de experiencias que nos llenen para aguantar el tirón de este viaje.

    La ilusión es nuestra vitamina.

    Un super beso preciosa y mil gracias de nuevo! :-*
    P.M. says: 18 febrero, 2015 at 17:51 Edit

    Me ha hecho mucha ilusión que me respondas. Un beso grande y gracias a ti!!!
    Marian Cisterna says: 18 febrero, 2015 at 20:27 Edit

    Gracias a tí… vuestros comentarios me hacen ilusión infinita a mí! Jajaja, un besazo!

  5. Marta says:

    Hola Marian
    Soy Marta y tengo 35 años, llevo tres años intentando ser mama. Después de casi un año intentándolo de forma natural, me dí cuenta que algo pasaba cuando dos familiares muy cercanos se quedarón embarazadas casi sin pestañear. Eso me dolió mucho porque me entró miedo, miedo a no conseguirlo y miedo a tener que recurrir a tratamientos, por lo que decidimos hacernos pruebas y después de dos seminogramas nos dijeron que la cantidad es baja para un embarazo natural por lo que me vine abajo, pero después de varias semanas pensando empezamos con todas las pruebas para poder ir a reproducción.
    Todo parece normal, mis trompas son permeables, mis analíticas estan bien y todo parece que pinta bien.
    En septiembre del año pasado hicimos una inseminación pero fue negativo y nos pasaron a FIV y después de mese de lista de espera hicimos el primer intento.
    Iba super contenta porque parecía que todo pintaba muy bien, mi cuerpo respondía bien a la medicación y estaba animada, hasta que me llamó la bióloga y me dijo que de 16 ovocitos 7 eran maduros y solo uno había fecundado.
    Fue un jarro de agua fria porque de 16 ovocitos no me esperaba tener solo 1 y perder tantos por el camino (era lo que estraño a los médicos). Me vine abajo y no tenía muchas esperanzas y así fue la beta dió negativo.
    Acudimos a consulta y me dijo el médico que parecía problema mio y que me hiciera un cariotipo pero justamente lo llevaba hecho y era normal por lo que ahora en agosto empezaré el segundo intento.
    Sé que solo he hecho un intento y ahora voy al segundo pero me da miedo. Siento que le han dado una vuelta más a la rosca de la dificultad y no se que pasará lo único que me dijo el dr. fue que apuraremos más la medicación esta vez y todos iran a ICSI.
    Me gustaría saber si a alguien le ha pasado lo mismo que yo, y si al final lo han conseguido.

    Muchas grácias por leerme
    Un beso grande a todas y espero que todas lo consigamos.

Deja un comentario