Eva María Bernal de Creando una Familia

Por fortuna poco a poco muchas personas están construyendo plataformas muy interesantes para ayudarnos en los procesos de Reproducción Asistida.

Desde la publicación en 2013 de mi novela, he tenido la suerte de conocer diferentes Asociaciones, grupos y personas que se han movilizado para dar forma proyectos maravillosos que estoy segura están cambiando poco a poco el modo de sobrellevar un tratamiento de Reproducción Asistida, ya sea desde el plano emocional o el puramente informativo.

Personas, como tú y como yo que pasaron por esta aventura, que siguen aprendiendo, estando atentos a novedades, cambios, legislaturas… personas que contactan con profesionales y especialistas y les hacen llegar todas nuestras inquietudes.

Hacía mucho tiempo que quería escribir algo así, para que sepáis que somos muchos los que nos dedicamos en cuerpo y alma a quitar todos los obstáculos que en su día nos encontramos en el camino y para que los que vengan detrás encuentren un modo más sencillo de enfrentarse a todo esto.

Así que esta serie de post, están dedicados a mis compis de camino.

Hoy empezamos con…

eva

Eva María Bernal. Una de las más prolíficas en ayuda y acompañamiento en Reproducción Asistida.

Conocí a Eva en Invitra de 2013.  Los stand que habían preparado para presentar nuestros respectivos libros estaban uno al lado de la otro. A día de hoy estoy segura que estábamos predestinadas a conocernos: Conectamos desde el minuto uno, compartimos los tres días de Invitra hablando de todas las cosas que se podrían mejorar… y vaya si nos pusimos manos a la obra… Ella desde Madrid y yo desde Zaragoza creamos la plataforma PicNic Online, las videoconferencias que ya se han convertido en un clásico y que hay que ser muy rápida para obtener tu plaza, ya que (y lo digo con orgullo total 😉 ) se llenan a los pocos minutos de dar comienzo.

Su historia:
Eva es madre soletera por elección y sus hijos (los cuales me tienen enamoraíta) son fruto de la magia de la Reproducción Asistida. Para quedarse embarazada de Rodrigo sus óvulos se mostraron colaborativos pero obviamente al ser madre soltera, tuvo que recurrir a semen de donante.

La historia se complicó un poquito más cuando quiso ir a por el segundo bebé unos años después.

Tras muchas dificultades (por favor, no te pierdas su historia completa, es una luchadora total) nacieron Martín y Aitana por donación de embriones.
De esta historia, nació su libro y dio paso a la plataforma Creando una Familia.net

¿Qué te ofrece Eva?

En su web, además de sus libros, podrás encontrar todo esto:

Su Blog, con interesantísimos post sobre Reproducción Asistida, acompañamiento y bienestar.

Sus Vídeos Tutoriales.  Con un enlace a su famosísimo Canal Youtube, en el que encontrarás pequeñas píldoras donde Eva te cuenta cómo afrontar los momentos más complicados.

Comunidad.  La Comunidad de Eva es un lugar Online donde encontrar más personas que están pasando por lo mismo que tú y que te servirá de apoyo y desahogo.  También ofrece acompañamiento y asesoramiento individualizado.

Grupo de Apoyo.  El Grupo de Apoyo de Eva se reúne los segundos Lunes de cada mes a las 18.30h.

Además de dominar como nadie el acompañamiento y asesoría en Reproducción Asistida, es perfecta para contarte todo sobre ovodonación, adopción de embriones y afrontar la maternidad en solitario.

Contactar con Eva

En el formulario de su web o a través de su email: eva@creandounafamilia.net

foto eva y niños

… y en el próximo post:  Red Nacional de Infértiles

Grupo de Apoyo Hello! ha tenido un hermanito… El Grupo de Apoyo Hello! Comunidad Valenciana! :-)

¡Hola Amigos!

Hoy vengo con una muy muy buena noticia ya que en Hello! estamos de enhorabuena.

La familia Grupo de Apoyo Hello! ha crecido un poquito más… ¡ha nacido el Grupo de Apoyo Hello! Comunidad Valenciana.

La historia de este nuevo hermanito lleva gestándose desde hace un montón de tiempo, cuando en esas casualidades maravillosas que tienen las redes sociales, Ana de Su Vida nuestra Lucha, contactó conmigo para poner en marcha un grupo de apoyo en su Comunidad Autónoma.

Fuimos dándole forma muuuy lentamente, ya que coincidió en el tiempo con el Proyecto Cuenta Conmigo y la vida no me daba para más… :-/  😉  Aún así esa idea inicial quedó ahí esperando a que nos pusiéramos las pilas y empezáramos a mimarla como se merecía.

Como os digo muchas veces, la magia de compartir esta aventura de la búsqueda de un hijo, te permite conocer personas maravillosas… un poquito después de conocer a Ana, llegó a mi vida Miriam, creadora de la plataforma en Facebook Grupo de Ayuda a Parejas infértiles en Valencia.

Os aseguro que las tres conectamos al momento, dos chicas majísimas, súper dispuestas y con los ingredientes que Hello! necesita:  buena voluntad, amor del bueno para ayudar a otras personas y un concepto muy positivo de lo que es la ayuda a terceros.  No podía haber topado con nadie mejor para iniciar este proyecto en una tierra maravillosa.  Son unas Hadas Madrinas de altura.  🙂

Así que ya preparadas y con muchas ganas, inauguraremos el Grupo Hello! Comunidad Valenciana a lo grande, con un taller motivacional que muchos habéis solicitado realice en vuestra ciudad, el Kit de Supervivencia para afrontar la infertilidad.

Por lo tanto, el día 23 de Octubre estaré por tierras valencianas ofreciendo esta charla y amadrinando el Grupo Hello! Comunidad Valenciana.

Comentar que como siempre, el taller es gratuito, pero es necesario inscribirse ya que el aforo es limitado.

Si deseas información del lugar, horario, etc. escribe desde ya mismo al email del Hello! Comunidad Valenciana y reserva tu plaza: 

grupodeapoyocv@gmail.com o contacta conmigo en mariancisterna@gmail.com

Ana, Miriam y yo te informaremos de los pasos a seguir para reservar tu plaza.

Hello! sigue creciendo, con mucho-mucho cariño espero que pueda llegar a varios rinconcitos más.  Pasito a pasito.

¡Gracias por vuestra confianza!

Si crees que esta información puede ser útil para alguien que conoces, no dudes en compartir esta noticia.

cartel 23 octubre

Qué esperar cuando se está… Betaesperando

c6f52c019e91ed2ae753e2601a01d2e4

¿Quién betaespera… desespera? ¡Espero que no!

En esta carrera de obstáculos que llega a ser un tratamiento de Reproducción Asistida, uno de los momentos más complicados es la llamada betaespera.

Pero ¿A qué llamamos betaespera?  Utilizamos coloquialmente esta palabra para describir el tiempo que distancia el día de la transferencia del embrión o los embriones a nuestro útero y la confirmación mediante la analítica correspondiente que determinará si estamos embarazadas o no.

Tiempo que se resume en aproximadamente quince días y que nos dará tiempo para pensar… ¡de todo!

Aquí van algunos consejos que confío puedan ayudarte a sobrellevar esta quincena de un modo más ameno.

Vamos allá… estas son mis recomendaciones:

– Si tu médico no te indica lo contrario: haz vida normal. El volver a tu día a día te ayudará a no centrifugar esta espera cada segundo. En el caso que decidas cogerte unos días para descansar (tampoco es mala idea ¿verdad?) haz una lista de cosas que quieras hacer, para que este tiempo sea productivo: una escapadita, recados que tengas pendientes, quedar con alguien, ir al cine… ese tipo de cosas que te ayudarán a mantener la mente ocupada y sentirte a gusto contigo misma.

– Hidrátate bien. Pero con agua mineral. Tus células necesitan estar bien hidratadas, así que bebe entre un litro y litro y medio de agua al día (no más de dos litros o tu riñón se quejará por exceso de trabajo…)

– Come sano: fruta, legumbres… y desayuna, almuerza, come, merienda y cena. (*ver recomendaciones básicas nutricionales)

– No busques en Internet más de lo necesario. Internet es una gran herramienta para buscar información, pero el exceso intoxica… ¡Desinfoxícate! Ten presente que para resolver cualquier duda está el equipo Quirón. No dudes en llamarnos siempre que lo necesites.

– Se por propia experiencia que estos quince días pueden llegar a ser muy tediosos, así que es el momento ideal para buscar cosas que te gusten y te entretengan. No dejes pasar la oportunidad de leer un buen libro, escuchar música, pasear, salir a caminar, hacer ejercicio moderado si eso te ayuda a combatir el estrés (y en caso que tu especialista no te haya recomendado lo contrario)… disfruta del aire libre.

– Cualquier duda que tengas, llama a tu médico.  Es mejor que nos diga un simple “es normal” a que estemos contínuamente dandele vueltas a la cabeza a algún síntoma que no nos cuadra.  Están para eso, para informar y sacarnos de dudas.  No hay nunca ninguna pregunta que esté de más.

– Importantísimo… aunque te baje la regla… ¡HAZTE LA BETA!  No te saltes este análisis, guarda información valiosa y puede ayudar al siguiente tratamiento.   Además puede que lo que tú consideres la menstruación sea una hemorragia de otro tipo.  Hazte la beta… SIEMPRE.

Sin más os doy las gracias por vuestra fidelidad, tanto en esta web, como en Facebook, Twitter e Instagram.

¡Un abrazo!

Ha llegado el momento de poner punto y aparte…

marian foto post

Hoy hablaba con una lectora a través de e-mail.

Me preguntaba aquello que ya he hablado con algunos de vosotros en más de una ocasión… ¿Cuándo he de parar? ¿Cuántos tratamientos he de hacerme?

Os diré que en realidad no hay un momento general para que esto pare.

Por la experiencia que tengo al escuchar muchas aventuras similares a las vuestras y la mía, estoy convencida que llega un momento que cuerpo y mente te dicen “Para. Hasta aquí” y no es un “Para-hasta-aquí” de rebeldía… es de verdad-verdadera, como cuando decides cortar con tu novio porque no soportas más que te trate como a una m***da seca.

Es un “Hasta aquí” porque sabes que estás preparada para enfrentarte al duelo que supone no ser madre o plantearte otra opción. Tú misma te dices “Es el momento de pasar a la acción” ya sea este el tiempo de parar definitivamente y comprobar de una vez por todas como va a ser tu vida de verdad, empezar a recuperarte de todo esto, o bien de evaluar una adopción, una ovodonación, etc.

Es como pasar a otra fase, a otra etapa…

Si tú consideras que estás preparada (no pienses tampoco que encontrarás un momento que lo sientas al cien por cien ya que ese porcentaje se consolida cuando estás embarcada en el nuevo proceso, en la nueva etapa) para cambiar el rumbo y redirigir esta historia por otro camino, no lo dudes. Debes comenzar.
Lo que si te recomendaría es tomarte un tiempo entre fase y fase, un par de semanas… un mes (lo que tú consideres), para estar contigo misma, con tu gente, con tu pareja… para tomarte un respiro, unas vacaciones de todo esto.

Pero también te digo, que aquí sí que tendrás que ser fiel a ti misma y recompensarte por todo este tiempo de lucha, esforzándote en darte DE VERDAD un respiro, posponiendo decisiones, pensamientos y lucha hasta que esas vacaciones emocionales terminen. (No hagas como cuando tienes vacaciones en el trabajo y te llevas informes, contestas al teléfono o revisas tu email… eso no son vacaciones ni nada… ya me entiendes)

Te vendrá de maravilla ese in pass para desconectar, porque cuando vuelvas a resetearte y las luces de ON AIR vuelvan a encenderse, te encontrarás con fuerzas renovadas para continuar. Para empezar de nuevo y seguir avanzando en positivo.

Lo más probable es que cuando decimos que llega un tiempo en el que nos sentimos bloqueados, que ya no sabemos hacia donde tirar… se deba a eso… al cansancio físico y emocional que supone estar pendiente continuamente de si finalmente seremos padres o no. Y ojo, porque lo más normal es que ese cansancio traiga consigo enfados, crisis, bajones emocionales del tamaño de los Mallos de Riglos, etc.

En este punto, quiero que sepas que si de paso, tu relación de pareja se ha visto sacudida por todo esto, debes confiar que todo volverá a su ser. Es normal si sientes que está todo a flor de piel, que ya nada es lo de antes y que todo se tambalea. ¿Cómo pasar por esto de puntillas? Es prácticamente imposible. Cualquier asteroide en forma de problema que esté amenazando vuestro planeta trae consigo estas cosas.

La solución está en permanecer unidos, en solucionar uno a uno los conflictos que vayan llegando… y sobre todo hablar y decir “Oye, de verdad… lo siento, es que todo esto me supera…”.

Pedir perdón, decir “Lo siento” y “Te quiero” son fórmulas magistrales que os harán siempre fuertes. Y no te olvides de la palabra “Nosotros” y marcaros una cena, una escapada, una botella de cava, un detalle semanal que os haga sentir que vuestro Universo Parejil también está bien cuidado. Mimaros el uno al otro… es súper importante.

Todo este cansancio monumental es por que estáis en plena lucha y eso agota a cualquiera. Es como no dormir en días… llega un momento que no te aguantas ni a ti misma.

Por lo tanto… No hay un momento X que se pueda aplicar a todo el mundo para determinar cuando parar.
Cada uno tiene el suyo. Hay gente que ni empieza, porque evalúan que no quieren pasar por un tratamiento y para mí son igual de valientes que aquella persona que decide hacerse dieciocho tratamientos.

No hay un medidor de Deseo Ser Madre. No lo hay. Y sin embargo el sentimiento potente es el mismo, el duelo al no lograrlo es igual.

Y todas las decisiones son respetables. Absolutamente todas, ya que cada uno tiene sus circunstancias personales, sus creencias, su fuerza, su vida… y nadie tiene que someterse a un juicio externo por una decisión tan personal.  Y por supuesto, nadie somos nadie para juzgar a alguien en este sentido.

Café Tertulia 9 Julio 2015

En esta ocasión celebramos el café tertulia en El Botánico de Zaragoza.

Nos cedieron una salita independiente y pudimos charlar y compartir nuestras historias.

Por primera vez hicimos una rueda de participación en la que cada una exponía sus pasos en esta aventura y se alternaron las presentaciones de las nuevas incorporaciones con las veteranas de Hello!

Aquí os dejo algunas fotos del local… (las tartas y los cafés… ¡deliciosos!)

¡Nos vemos en Septiembre con mucho más!

 

HELLO LOGO SELECCIONADO

 

SALA

INSIGNIAS HELLO

CARRITO

La herencia de Mary Kay Ash para todas las mujeres del mundo…

MARY KAY ASH

Hay gente que me inspira profundamente ganas de seguir luchando… por su valentía, impulso y ganas de seguir creciendo a nivel personal.

Una de esas personas es Mary Kay, la fundadora de la firma de cosmética que lleva su nombre y la cual comenzó con una crema hidratante para manos y es, a día de hoy, una de las marcas de belleza de primera calidad.

Aunque podéis conocer más sobre la señora Kay Ash en su propia web, contaros brevemente que en los 50′ era ya una mujer que se salía de los cánones que estaban establecidos para las féminas en aquellos años: era además de madre y ama de casa… una comercial implacable que ayudó a levantar la empresa en la que trabajaba entonces siendo la promotora de grandes proyectos, los cuales nunca le reconocieren por el simple hecho de ser mujer.

La gota que colmó el vaso de su santa paciencia, fue aquella en la que tuvieron que nombrar a un subdirector y la dejaron a un lado sin contar con ella. Cuando Mary fue a pedir explicaciones le dijeron algo así como “Si Mary, vales muchísimo… eres la mejor, la más trabajadora y eficiente… pero comprende que se nos echarían encima si los trabajadores tuvieran como jefa a una mujer. Es impensable

b253a82236c0f478628ca8cad7a1b39a

Supongo que después de recuperarse del golpe y de que su cara dejara de ser la mismísima expresión del más absoluto de los asombros, algo dentro de ella vibró de tal manera que le hizo coger todos sus bártulos decidiendo emprender su propio camino profesional. Otra mujer en sus circunstancias, hubiera desistido pensando que no tenía nada que hacer, encerrándose en casa a ocuparse de sus hijos y marido, con un delantal de bonito estampado floral y centrando todas sus preocupaciones en hornear como es debido una fila de galletas de jengibre. Que oye, no es mal plan (soy defensora a ultranza de esta decisión. Yo misma hubiera dado todo por disfrutar de los hijos que no he podido tener, de mi casa y de mis galletas. Bueno, esto último no. Todo el mundo sabe que es mejor que no entre por la cocina ¿verdad?)

Mary Kay, en cambio, sabía que ese no era su destino, que todos sus conocimientos, sabiduría y energía estaban destinados a ser más fructíferos en otras lindes.

Así que como cualquier mujer de hoy en día, siguió ocupándose de sus hijos, marido y galletas, pero a la par y tras un encuentro totalmente casual (o no, el destino es muy sabio) con la que sería su primera crema hidratante para manos, emprendió una nueva andadura que la llevaría muy lejos: un día en el que visitó a un curtidor de pieles que había cerca de su casa, comprobó con sorpresa que aquel hombre tenía unas manos perfectamente cuidadas. Le produjo tal curiosidad que a los días volvió a preguntarle cómo podía ser que con aquel trabajo suyo en el que manipulaba tejidos y objetos tan rudos pudiera tener aquella calidad cutánea. Él, sin tener la más mínima idea de lo que su respuesta iba a desencadenar, le señaló un bote que contenía una cera a base de miel de abejas con la que se limpiaba las manos al terminar cada jornada.

Mary Kay mandó a un laboratorio aquella crema y patentó la fórmula.

Hizo un primer pedido de pequeños botecitos para distribuir entre amigas y familiares. Fue un éxito rotundo y pronto tuvo que pedir más cajas con botes de crema de miel de abejas.

A día de hoy la formula sigue intacta y a raíz de este descubrimiento creó una colección de productos de belleza y pronto su nombre comenzó a estar en boca de todos, hasta tal punto que años después gran parte de los habitantes de Estados Unidos tenía un producto Mary Kay en su neceser.

Ojo. Este es el ejemplo de como un nombre puede darse a conocer con esfuerzo y tesón. El mismo nombre que un día un jefe no quiso que apareciera entre la lista de los directivos de su empresa.

Una vez más, el “todo pasa por algo” vuelve a aparecer en una historia.

31a20f40-d4aa-11e3-8131-d519268cf8e9_Mary-Kay-Ash-AP

16766549228_0dee2091fd_b

Mary Kay Ash nadó contra corriente en una sociedad en la que las mujeres no tenían ni voz ni voto, en la que era impensable que pudieran hacer algo más que ocuparse de la casa y de los hijos y de las cuales no se esperaba que brillaran más que los hombres.

De este imperio Kay nació algo aún más hermoso: Un método de trabajo dirigido a la mujer para que esta pueda compaginar su vida personal con la oportunidad de avanzar profesionalmente. Al igual que la fórmula de la crema de cera de abejas se mantuvo intacta, ocurrió lo mismo con el método de cuidar a sus empleadas y animarlas a crear sus propios negocios con horarios que ellas mismas pudieran amoldar a sus necesidades.

Cincuenta y pocos años después la firma se ha expandido por diferentes países, entre ellos el nuestro y una de las delegaciones del grupo situada en Zaragoza está capitaneada por Amaia Hinojar, una chica que se ha contagiado de la esencia Mary Kay que ha sabido saltar obstáculos con la misma agilidad que la fundadora.

El pasado viernes el Grupo de Apoyo Hello! nos reunimos para conocer a Amaia, una de las asesoras Mary Kay que nos preparó algo absolutamente genial: una charla en la que nos contó la historia de Mary Kay y al hilo la suya propia: una aventura de largo recorrido en reproducción asistida que finalmente y saltando muchos, pero que muchos obstáculos que hacían presagiar que nunca lo conseguiría, nació su pequeño. Un bebé que viene a decirnos una vez más que los milagros se dan con mucha frecuencia de lo que pensamos.

MARY KAY COLLAGE

HELLO LOGO SELECCIONADO

Después, para dulcificar la emoción que Amaia nos transmitió en su relato (utilizamos los pañuelitos de celulosa que nos había preparado para la clase de belleza para secarnos las lágrimas y sonarnos los mocos) nos regaló una Master Class de cuidados de belleza y automaquillaje.

Fue una tarde genial, en la que pudimos aprender no solo que la constancia, el tesón y el luchar contra las adversidades siempre, siempre tiene frutos. A veces no son los que esperas, pero frutos al fin y al cabo.

Además salimos la mar de guapas, con unas pestañas kilométricas. Parecíamos recién salidas del reallity de las hermanas Kardashian.

d4c5cbfea41b069fb677531d58b11e11

MARIAN CISTERNA MARY KAY

El legado de Mary Kay sigue presente en muchas de sus asesoras… y un poco de ella queda en mi corazón para ayudarme a seguir luchando y persiguiendo todo aquello en lo que creo. Gracias Mary. Gracias Amaia.

mary-kay-50th-anniversary-makeover-contest-landing-page-mary-kay-ash-with-people-272511P.D.  Añado este pequeño apunte para aclarar que en este evento nadie cobró comisión y todo se hizo de manera altruista.

Cuenta conmigo… ¿Qué es y qué no es?

organizer-791939_640

El proyecto “Cuenta conmigo” está en marcha desde Abril de 2015 en Quiron La Floresta y a día de hoy (Abril 2016) más de mil personas se han beneficiado de este movimiento que está dispuesto a cambiar el protocolo de asistencia hacia los pacientes de Reproducción Asistida.

Confieso que estoy a full time y comprometida hasta las trancas con esto.

Mi vida últimamente gira alrededor de este proyecto y estoy poniendo todo (y más) para atender con mimo, cuidado y cariño a cada persona que contacta conmigo.  Muchos días termino tan agotada que apenas puedo hablar, pero al día siguiente la pasión que me mueve me hace tener las fuerzas necesarias a tope de nuevo.

Las primeras impresiones no tardaron en llegar y los resultados tampoco.  He conocido a un montón de pacientes como nosotros en este tiempo, cada uno con una historia de lucha detrás que me hace creer, que en efecto esta búsqueda de un hijo te transforma y te hace aprender miles de cosas que ignorabas.  Te convierte en algo así como un SuperHéroe… y yo estoy conociendo a muchos a diario.

Espero que muchas otras clínicas integren pronto con este servicio gratuito y que otras personas que hayan pasado por lo mismo que nosotros, esten dispuestas (como yo me decidí en su día) para ayudar a los que se enfrentan de nuevas a este proceso.  Ayuda de paciente a pacientes, junto con el equipo médico y el gabinete psicológico de cada clínica, para tenerlo a mano si necesitamos recurrir a él, son los ingredientes necesarios para que podamos enfrentarnos a esto con buen ánimo.

El camino siempre es más fácil si alguien te acompaña, te coge de la mano y te dice:

“No te preocupes… ¡Cuenta conmigo!”

¿Qué es?
– Un asesoramiento de paciente para pacientes.
– Un acompañamiento. Un lugar donde sentirse atendido y comprendido.
– Un lugar donde normalizar los sentimientos y dar fuerza para afrontarlos.
– Gabinete destinado tanto a pacientes como a los familiares.
– Un método para aprender a conocer mejor el proceso, la clínica y al equipo.
– Una herramienta para mejorar en nuestros puntos débiles y afrontar mejor esta etapa.

¿Qué no es?
– Un gabinete psicológico (aunque si lo necesitas, puedes contar con María del Castillo)
– Una consulta donde dar información médica.

¿Cómo se solicita?
Si deseas más info no dudes en solicitarla a través de mariancisterna@gmail.com

Recuerda que al ser paciente de Reproducción Asistida con Quirón La Floresta, dispones de este servicio de manera gratuita para utilizarlo antes, durante o después de iniciar el tratamiento.

Parte del proyecto se realiza de manera abierta y altruista, sin importar si son pacientes Quiron o no.

Si deseas contactar con Marian, no dudes en enviar un email a mariancisterna@gmail.com

Somos un equipo!

Voy a contarte algo.

Llevo ya algún tiempo dedicándome en cuerpo y alma a cuidar la parcela emocional de todos aquellos que nos vemos envueltos en un proceso de Reproducción Asistida.

Durante este tiempo he tenido la oportunidad de plantarme delante de especialistas y exponerles nuestros sentimientos, miedos y dudas. Les he presentado el Grupo de Apoyo Hello! les he hablado de lo necesario que era que se diera a conocer para poder ayudar a más personas a normalizar los tratamientos y sobrellevar de mejor manera este camino que nos separa de nuestro hijo.

Un hijo. Siempre que escribo esta palabra, un relámpago recorre mi cuerpo de arriba abajo. Un hijo. ¿Qué no estamos dispuestos a hacer por encontrarnos con él, verdad? Qué nos lo pregunten a cualquiera de nosotros, que nos embarcamos en este proyecto, seguramente el más brillante que una persona pueda plantearse, con una valentía que jamás hubiéramos reconocido antes en nosotros mismos.

He dado infinidad de charlas a pacientes, he organizado videoconferencias en las que personas que pasaban por lo mismo de ombligo a ombligo del mundo se animaban a conectarse para pasar un rato juntos, resolver dudas y sentirse comprendidos.

He escrito en foros, he salido en la tele, en la radio… he escrito un libro.

Mi vida, sin habérmelo propuesto, ha dado un giro (por fin puedo decirlo, porque te juro que hasta ahora no terminaba de creérmelo) y me he embarcado en el mundo de la Reproducción Asistida, en un camarote absolutamente diferente al de los demás… tan pequeño e invisible que no se ni cómo llamar a lo que hago (no soy psicóloga, no soy coach… ¿Qué soy?)

Lo que sé es que estoy aquí y que he tenido la oportunidad de conocer vuestras historias a través de esos emails que vienen y van de lado a lado del mapa, en Facebook, en Twitter y a través de mi teléfono móvil y de la manera que he podido hemos creado una corriente de ayuda mágica que ha dado forma al proyecto que hoy tengo entre manos. Siempre con vuestro cariño que es el que me ha dado el impulso para seguir. Sois mi vitamina, no me cansaré nunca de decirlo.

El viernes ocurrió algo genial. Algo para lo que seguramente no estaba preparada porque aún sigo con la sensación “chahipilongui” que sientes como cuando te enamoras un poquito y sabes que eso va a ir un poco más allá.

Me habían invitado a participar en un Programa Científico sobre Reproducción Asistida, donde especialistas de diferentes puntos de España iban a exponer los avances que tienen reservados para todos nosotros.

El lugar: Daroca, en el Hotel Cien Balcones (no os perdáis este lugar si queréis reservar algo bonito de verdad para vuestra pareja… yo creo que el entorno también contribuyó a mi estado de enamoramiento total…  😉 )

Los ponentes:
Dr. Antonio Urries, Jefe de la Unidad de Reproducción Asistida de Quiron Zaragoza y del que os he hablado ya en alguna otra ocasión.
Dr. Enrique Pérez de la Blanca de Hospital Quiron Málaga (@fertaid en Twitter… que quien me iba a decir que finalmente nos íbamos a conocer después de seguirnos en redes sociales)
Dr. Mark Grossman, Biólogo de Barcelona IVG (gente de Barcelona, que suerte tenéis de tener a este señor allí… es increíble lo implicado que está en que durante el proceso os sintáis bien emocionalmente. Un diez. Fue mi gran descubrimiento allí)
Dra. Txaro Jimenez, Ginecóloga de Hospital Quiron Bilbao (a la que le prometí visitar Bilbao y luego os contaré por qué)
Dr. Francisco Monzón, Andrólogo Hospital Quiron Zaragoza (a quien ya tenía la suerte de conocer porque nos vemos a diario en Quiron y está inmerso a tope en que a nuestros chicos se les dé su lugar de honor en los tratamientos de reproducción asistida (que oye, ya es hora de que les hagamos más caso a los pobres, ¿verdad?) estudiando todos los perfiles que pueden ayudar a nuestro objetivo de ser padres.

Cada charla duró una media hora y os aseguro que de la primera a la última estuve al borde de las lágrimas en más de una ocasión, porque me acordé de continuo de todos vosotros. Ojalá hubierais estado allí para sentir lo que hoy me hace escribir este post.

Esas personas que nos atienden detrás de una mesa de consulta, a las que vemos en muchas ocasiones distantes, siseando nuestros historiales y hablándonos de porcentajes, de óvulos, de espermatozoides, de IA, FIV, ICSI y otras siglas… esa gente de la que a veces ponemos el grito en el cielo porque “Hay que ver lo poco que se implican”, son personas cuyas vidas están dedicadas única y exclusivamente a seguir estudiando el modo más sencillo, rápido, menos costoso y eficaz con el que logremos abrazar a nuestros hijos.

Escuché sus preocupaciones, los estudios a los que dedican todo el tiempo del mundo, los tochos de textos que leen una y otra vez intentando dilucidar donde se encuentra el misterio en cada pareja y dejándose la piel por lograr esa beta positiva que tanto soñamos. Nuestra beta positiva, es su beta positiva también.  No tengáis ni media duda.

Fue como entrar en la trastienda de la Reproducción Asistida.  Como colarte en la cocina de La Farándula y observar como los cocineros se reúnen en torno a un plato y reflexionan sobre como mejorar la receta.

Me sentí una privilegiada.

Pensé entonces, que desde luego este es un gran trabajo de equipo. Hay gente que nunca vemos que está acunando a nuestros cachorros cuando aún son un conjunto de células. Generalmente los biólogos, aquellos que se esconden en el laboratorio, concentrados y poniendo sus ojos en los microscopios susurrando un “Vamos pequeño, tú puedes” y seleccionando los mejores y haciéndolos pasar a semifinales.

Los andrólogos, que estudian las incógnitas de nuestros diminutos bichitos cuando aún nadan sin saber que entre un millón, habrá uno que será ese bebé que nos dará la mayor alegría del mundo.

Vi en esas ponencias las imágenes de óvulos encontrándose con pequeños navegantes y comenzando esa danza de duplicación que da paso a la vida.  Ahí si que tuve que hacer un esfuerzo total por no llorar de emoción.  Es pasión lo que siento por esa imagen tan maravillosa.  Es vida.  Es magia.  Ahí empieza todo.  Nuestras esperanzas, sueños… nuestros deseos.  Una personita en su inicio, luchando a su modo por hacerse paso en nuestras vidas.

Observé a los facultativos, asintiendo con la cabeza y tan enamorados de su trabajo que consiguió que me bombeara el corazón de pura satisfacción.

Estamos en buenas manos. No lo vemos. No vemos su trabajo… pero hay tanta gente que está luchando por nuestros bebés… que si nos paráramos a pensar, mañana mismo entraríamos en sus consultas con ganas de abrazarlos (en realidad, si lo ves de este modo, son bastante achuchables cuando se quitan el pijama verde, la bata blanca con bolis en los bolsillos y van vestidos con ropa de calle como la gente normal y corriente) aunque ellos no comprendieran nada de nada por ese arrebato de amor.

Aunque si… Es verdad. A veces son serios. Bastante serios y distantes. Pero se lo vamos a perdonar, porque estudiar mucho y dedicar toda tu energía a algo tan importante es lo que tiene.
Pero están ahí, por nosotros, por nuestros cachorros y han sido capaces de darle vida en muchas ocasiones a nuestros sueños y nunca mejor dicho. Ellos saben lo que hacen y deberíamos escucharlos más y confiar en sus palabras.

Me dejaron para la última charla y hasta ese momento no me había puesto nerviosa (porque ya estoy acostumbrada a hablar aquí y allá y me he vuelto una desvergonzada en ese sentido) pero sin que ellos lo supieran estaba absolutamente desbordada por la emoción, porque sentía que tenía una gran responsabilidad: iba a poner palabras a todas aquellas personas que han compartido conmigo su historia y debía hacerlo bien, porque quería dar sentido a lo que acababa de comprender: estamos todos en el mismo equipo, luchando por el mismo sueño.

Me sentí un poco como en esa escena final de FlashDance en la que Alex acude al examen final y tiene que demostrar ante el jurado sus dotes de bailarina.  Un poco así, si señor.

Me temblaba el cuerpo entero y pensé “Como me desmaye aquí mismo ya verás tú que imagen voy a dar… pero bueno, al menos, si alguien pregunta “¿Algún médico en la sala? Todos menos yo y el camarero que está poniendo el café levantarán la mano…”
Respiré profundo y conecté con todo lo que quería decir, para que me saliera requetebién y no me quedara con cara de vaca viendo un tren pasar.

Antes de comenzar les pedí que me escucharan desde el corazón, porque iba a ser necesario.

Les dije que aunque solo me vieran a mí, a mi espalda estabais todos vosotros, los que en más de una ocasión se habían sentado al otro lado de su mesa en la consulta.

Les pedí que en su imaginación retiraran esa mesa y se sentaran más cerca.

Les conté mi historia, que es muy similar a la de muchos de vosotros.

Les dije que si ellos eran capaces de subir una montaña para abrazar a sus hijos, nosotros éramos capaces de pasar por todo esto por abrazar a los nuestros.

Y os juro que sentí que lo comprendieron cien por cien.

Enumeré aquellas cosas que necesitamos: que nos hablen con claridad, con sinceridad… que nos traten con cariño y empatía (porque vamos en muchas ocasiones con la moral por los suelos) que somos padres en stand by y tenemos el alma hecha pedacitos de tanto esperar a nuestros peques.

Les expliqué mi proyecto de acompañamiento con una presentación de esos dibujitos molones que tanto me gustan (ahora se que a los médicos también les gustan los dibujitos molones). Les hablé del libro… de nuestras historias y de la explosión de amor cuando nos encontramos con el hijo por el que hemos luchado tanto.

Hijo. Otra vez esta corriente eléctrica que recorre mi cuerpo.

Mi hijo. El que no tuve y me da fuerza para todo lo que estoy haciendo ahora… su amor me acompaña día tras día, está aquí dentro y su energía me hace fuerte y me hace decir las cosas que os digo y les dije a esta gente tan maja.

En esa sala de Cien Balcones de Daroca se creó un ambiente chulo (y no me mareé ni me caí redonda, resistí hasta el final en pie… como una persona a la que no tienen que socorrer, abanicar ni pedir “Traigan un vaso de agua para esta chica”)

Llegó el mensaje. Os lo puedo asegurar, porque les gustó y me lo hicieron saber (como cuando Txaro Jimenez me tomó del brazo con cariño al terminar la charla y me confesó que se había emocionado y que era súper importante que todos nos pusiéramos en el lugar del otro… de ahí que tenga ganas de ir a Bilbao para volver a verla), porque estoy absolutamente convencida de que hoy se habrán acordado de mis palabras al atender a sus pacientes… yo también me acuerdo de ellos hoy y por eso quería compartir esto con vosotros.

Os lo he dicho… es un poco como si me hubiera vuelto a enamorar, porque no he dejado de pensar en lo mucho que se están esforzando por cada uno de nosotros.

Somos un equipo. Ellos: biólogos, andrólogos, ginecólogos, las enfermeras que nos miman y nos guiñan el ojo en plan “todo irá bien” y nosotros.

Estoy segura que pase lo que pase siempre recordaremos esta época, porque es una parte de nuestra historia y la de nuestros hijos. Lleguen o no.

Tenemos mucha suerte de haber nacido en esta era de científicos prodigiosos que conseguirán que miles de niños acudan a los brazos de sus padres.

Niños como Bruno, que nació el viernes y es el tercer niño que nos da un alegrón de los buenos en el Grupo de Apoyo Hello!

La magia de la naturaleza se da la mano con la magia de la ciencia. Y es ahí donde todo eclosiona y se dan milagritos tan bonitos como este.

Ponernos unos en el lugar de los otros. Hacer equipo. Eso es un tratamiento de Reproducción Asistida: ir a por todas, cada uno desde su posición, uniendo fuerzas… todos somos importantes.

La magia se hace vida todos los días. A veces cuesta un poquito más… pero cada día que pasa hay más estudios, logros y éxitos. Vamos por buen camino. Estoy segura.

Hay mucho trabajo por delante.  Pero merece la pena.  Y no estamos solos en esto.

Tenemos a los mejores de nuestro lado.

Dando vida a nuestros sueños.  Todo por ellos…

bruno

Dr.  Antonio Urries, de Quiron La Floresta Zaragoza, presentando el evento:

antonio urries

El Dr. Franisco Monzón en plena charla:

2

Txaro Jimenez de Quiron Bilbao,

3

Mark Grossman y la magia de los super embris en la pantalla:

4

Dr.  Enrique Perez de la Blanca de Hospital Quiron Málaga,

5

Todos muy majos (no dijimos pa-ta-taaa!, vaya, pero no salimos mal del todo eh?… )

6

Y yo misma, sin desmayarme ni nada:

7

1

Si te ha gustado, no dudes en compartirlo.

Puedes encontrarme en Facebook , Twitter e Instagram

Anécodta de la jornada: Citar a La Farándula no ha sido casual. En la cena posterior tuve la suerte de conocer al gran Daniel Yranzo.  En estas fotos parece que le estoy cantando una copla, pero no… estábamos debatiendo sobre Twitter.

Ole qué arte tiene.  Es el “más mejor”.

 daniel yranzo 3

daniel1

daniel yranzo 2

Taller Ovodonación y Adopción de Embriones en Grupo de Apoyo Hello! Invitada Eva María Bernal.

HOLA DONACIÓN

HOLA DONACIÓN!

Sabía que sería un éxito… y es que compartir tertulia con Eva María Bernal siempre es un placer.

Eva, es la creadora de la plataforma Creando una familia y madre soltera de tres niños mediante ovodonación y adopción de embriones… ¡Una valiente! Cada día la admiro más.

Desde que nos conocimos en Invitra, nuestros caminos en ayuda en reproducción asistida, acompañamiento, etc. han ido de la mano y estoy orgullosa nivel infinito de contar con ella en cosas tan bonitas como nuestros PicNic Online.

Siempre digo que la joya de la corona en cuanto a mis proyectos se refiere, es mi Grupo de Apoyo Hello!, así que unir a Eva y a mis chicas y chicos de Hello! iba a ser una mezcla perfecta.  Y así fue…

En esta charla del Grupo de Apoyo Hello! abordamos por primera vez el tema tanto de la ovodonación como el de la donación de embriones y entre otras cosas se habló de…

– Como afrontar este paso en Reproducción Asistida.
– Sobrellevar el cambio lo mejor posible.
– Contarlo o no contarlo.
– ¿Lo sentiré como mío?

– Hablar con nuestros peques y contarles su historia.
– Miedos, incertidumbres, dudas…

Escucha el AUDIO COMPLETO AQUÍ.

Mostrando IMG_20150518_233719.jpg

Mostrando 20150518_194235.jpg

Mostrando 20150518_194215.jpg

Mostrando 20150518_194200.jpg

Mi primera semana en Quiron La Floresta

Cuando luchas durante mucho tiempo por algo en lo que has puesto toda tu energía, el día en el que se materializa se supone que deberías estar loca de contenta… ¿Verdad?

Pues bueno… ocurre que el sentimiento de responsabilidad es tan grande, que toda la felicidad que sería previsible saliera en plan desfile de majorettes a celebrar el evento, se quedan ahí en plan “Entonces… ¿Es verdad?  ¿Lo hemos conseguido?” y ponen esa cara de Miss Universo cuando dicen su nombre, entre sorprendida y “¿Han dicho mi nombre? ¿Seguro?” y se llevan las manos a la cara, medio temblorosas entre emoción contenida y sorpresa.

A esto, súmale que lo que llevo entre manos es infinitamente importante.  No solo está la lucha de estos años (eso en realidad, es lo de menos…) ahora ha empezado el proyecto de verdad:  la ayuda personalizada a muchas personas en un momento que lo van a necesitar.  Algo que hemos nombrado mil millones de veces:  una asistencia emocional que estuviera incluida en el tratamiento, que no nos costara un duro y que fuera parte de él… y sobretodo que se tomaran en serio nuestro estado anímico antes, durante y después.

Conocí a Antonio Urries, el Jefe de la Unidad de Reproducción Asistida de Quiron La Floresta, en una visita de cortesía que hago a todas las clíncas para presentarles el Grupo de Apoyo Hello!  Le dije lo mucho-muchísimo que había por hacer en este sentido actualmente en el mundo de la reproducción asistida y le conté como tratábamos este asunto en el grupo de apoyo, las necesidades de los pacientes, nuestros fantasmas, los miedos que nos amenazan en cada tratamiento y la añoranza de ese hijo que se resiste tanto a llegar a nuestros brazos.

Me escuchó con suma atención y vi en ese momento que comprendía perfectamente de qué le estaba hablando.  Accedió a dar una charla para el Grupo de Apoyo Hello! y creo que fue allí justo, donde vio la magia de la que os hablo siempre que existe en Hello!

3 kit

Seguimos hablando en días consecutivos y le expliqué como trataría el cuidado que necesitamos si fuera cosa mía… desde los ojos de una paciente.  No ha habido ni una sola cosa que él no haya estado dispuesto a colaborar.  Increíble.  Se merece una ola.  Él y la dirección de la clínica.

Nos pusimos manos a la obra con una lluvia de ideas en las que lo principal era velar por la comodidad y cuidado de las pacientes, buscando el mejor momento para ofrecerles la ayuda, estudiando otras maneras de contribuir a su bienestar y trabajando aspectos igual de importantes:  cuidados alimenticios, pautas para sobrellevar bien cada momento… y aquí apareció otra persona maravillosa:  María del Castillo, la psicóloga de la clínica.

??????????????????????????????????????????????????????????????????????

No he podido encontrar alguien mejor para completar el proyecto:  psicóloga, especializada entre otras materias en todo lo que conlleva un tratamiento de Reproducción Asistida, profesora de yoga y abierta a nuevas técnicas de relajación como el Mindfulness, meditación y relajación.  Como digo… PERFECTA.  No tengo más que palabras de agradecimiento para ella, porque escuchó con cariño mi proyecto… cuando podía haber estado “alerta” pensando “¿Y esta qué pinta aquí?”, en cambio nos tropezábamos al hablar, porque ambas teníamos muchas cosas que aportar.  Se que haremos grandes cosas juntas, porque a las dos nos preocupa por encima de todo el bienestar emocional de los pacientes.

Y por fín… llegó el primer día… Antonio Urries me presentó al equipo al completo (del que os hablaré poco a poco… tengo muchas ganas de presentaros a cada uno de ellos, están haciendo grandes cosas que os van a interesar) y me quedé tranquila porque se que mi proyecto, al que he llevado entre algodones todo este tiempo, está en buenas manos.

Ese mismo día, conocí a las primeras pacientes… en uno de los momentos más especiales de toda esta aventura:  el inicio de la betaespera.  Volví a ver esos ojitos que tantas veces he visto en el Grupo de Apoyo Hello! esos que resumen el final de pruebas, de resultados, de dudas y esperas… y el inicio de una vertiginosa cuenta atrás en la que la suerte está echada.

Una a una las cogí de la mano y les dije que estaría a su lado en el momento en el que lo necesitaran… y ahí, pude ver ese brilli brilli del que os hablaba el otro día, en el que no hace falta ni escuchar “gracias” porque sabes que aunque el camino sea difícil, muchas puertas se abren para ofrecerte nuevas posibilidades… y que si esta aventura no tiene explicación, al menos pueda tener un sentido.

Vamos en busca de algo maravilloso pero el viaje a veces es muy largo, con muchos obstáculos… y sobretodo incierto.  Eso seguro.

Vamos a por todas… por mi parte voy intentar darle algo de luz, a pintarlo de otro color, a aprender a sobrellevarlo del mejor modo posible.

Podréis contar conmigo.  Y junto a mí, otras personas que están dispuestas a darle un giro a todo esto.

¿Zarpamos?… Pues venga… ¡Vamos a ello!  ¡Hay mucho por hacer!